top of page

Si España fuera una República Felipe Vl ganaría las elecciones

Actualizado: 30 sept 2022



Quien escribe este artículo no pretende defender a la Monarquía.

Tampoco soy de derechas y menos de izquierdas. Nací liberal y moriré liberal.


El ser humano es libre de pensar y opinar sin ser catalogado.


El liberalismo nació en el siglo XIX y fue una corriente filosófica, política y económica que promovió la libertad del ser humano, su igualdad política y jurídica y la búsqueda del progreso material de los pueblos.


Pronto los ciudadanos volverán a abrazar el liberalismo y los partidos políticos tendrán que reestructurarse por entero o desaparecerán del mapa.


Con estas simples palabras deseo reafirmar que soy y seguiré siendo un defensor de la igualdad de oportunidades y de la libertad del individuo.


Da igual si se nace en una familia rica o pobre. El Estado español tiene que garantizar a cada individuo las mismas oportunidades. Una vez que se tengan luego será la misma persona quien finalmente decida sobre su futuro.


Volviendo a la figura de Felipe Vl, él probablemente no se acordará de mí pero nos vimos hace muchos años atrás en el Bull McCabes Irish Bar de la calle Cádiz de Zaragoza. Iba acompañado de amigos y de unos guardias de seguridad.



Pude intercambiar con él pocas palabras pero suficientes para que me transmitiera una buena impresión.

No suelo equivocarme casi nunca cuando conozco una persona y me bastan pocos segundos para saber bien a quién tengo delante.


El Rey, en aquellos tiempos era Príncipe de Asturias, y estaba frecuentando la Academia Militar San Gregorio de Zaragoza.


Yo era estudiante Erasmus en la facultad de Económicas y Empresariales (Gran Vía) y organizaba las fiestas Erasmus de los jueves noche primero en esta taberna irlandesa y seguidamente en otro local llamado "La casa del Loco" propiedad aquel entonces de mi gran amigo Kike Puértolas.


Pasaron los años, acabé mi carrera y realicé un doctorado en Geografía Económicas (en Chile).


Seguidamente comencé a viajar por el mundo creando y expandiendo las que luego fueron mis grandes empresas.


Era la época de Google y recuerdo haber hablado con sus creadores cuando aún daban sus primeros pasos con la programación.


Ellos me guiaron para que usase el Google Adwords, a través del cual por solo 20 euros al mes di a conocer mis negocios en más de 100 países del mundo www.difresh.com y www.alcomatic.com.



El Príncipe Felipe fue desarrollando su formación académica y profesional al igual que amplió sus horizontes viajando por el mundo e interesándose por muchos asuntos sociales y económicos, nacionales e internacionales.


En 2004 se casó con la periodista Leticia Ortiz y en 2014 fue proclamado Rey de España.


Personalmente Felipe y Leticia forman una pareja estupenda y no me refiero solo al hecho de que se vean juntos estéticamente bonitos sino al conjunto de belleza intelectual que forman.



Estoy seguro que fue muy difícil para Leticia Ortiz cambiar su forma de actuar y su carácter tan energético (las mentes brillantes son así) para adaptarse a un título de Reina donde muchas libertades lingüísticas y "modus operandi" no tenían cabida.


Desde 2014 me sentí atraído por la política española y desde entonces he estado cada día pendiente de sus cambios y acontecimientos.


Con el pasar de los años veía los diputados y los senadores cada vez menos preparados al igual que sus cúpulas de partidos. Gente sin vida laboral, sin experiencia profesional como si las enseñanzas de Sócrates, Aristóteles y Platón no hubieran existido.



La política dejaba de ser el premio reservado a los que dedicaron su vida al trabajo para convertirse en el refugio de los necios.


Me llamo Marco Musumeci, tengo 48 años y un cuarto de siglo de carrera profesional que me avala y hoy en día los que están representándonos en las Cortes Generales en su mayoría son nulidades.


Personas sin un recorrido ni una historia, políticos de carrera o busca vidas.


Volviendo a Felipe VI y a Leticia Ortiz, creo que sufren a diario de sus "limitaciones" como Rey y Reina de España.


Por limitaciones me refiero a que ni Leticia ni Felipe pueden opinar libremente de los que nos gobiernan.


No pueden sentirse libres de opinar sobre ningún aspecto social, económico y político de nuestro país.


Y estoy seguro que tienen mucho que decir al respeto.


Lo único que pueden hacer es atender a actos oficiales representando la Corona Española. O acudir a otros eventos o lugares de índole social ofreciendo así su presencia y cariño.


(En la foto: Marco Musumeci, Presidente del Movimiento Ciudadano #SoydeMijas www.soydemijas.com).


Creo que ambos sufren por estas limitaciones y si finalmente España se convirtiera en una República tendríamos un Felipe VI y una Letizia Ortiz libres de expresarse, libres de "abrazar" al pueblo español, libres de poder proponer sus ideas de cambio y de poder opinar sobre los partidos políticos, sobre la infraestructura del Gobierno Español, sobre su optimización, etc.


Y sin atreverme demasiado, estoy más que seguro que Felipe Vl lo primero que haría si llegara a ser presidente del Gobierno sería encargar una auditoría externa que rastree de arriba a abajo todas las cuentas de pérdidas y ganancias de los gobiernos de España durante los últimos 20 años. (eso es lo primero que haría yo como economista si llegara a gobernar).


Resulta casi imposible entender que de 24.000 millones de euros que se recaudan al año en impuestos sobre hidrocarburos se destinen a carreteras sólo 1000 millones.


¿Y dónde va a parar el resto del dinero?


España recauda suficiente dinero en impuestos directos (IRPF y tasas) e indirectos (21%de IVA).

Nuestra economía nacional (PIB) podría crecer a un ritmo gigante, liderando Europa y abrazando Latino América.


Eso no ocurre porque en las cuentas de pérdidas y ganancias de nuestro Gobierno hay múltiples agujeros que nos desangran a todos.


El dinero se administra mal y probablemente hay una infinidad de gastos y puestos de trabajos a dedos difíciles de quitar por culpa de un clientelismo parasitario como si de una garrapata se tratara.


Como liberal y como ciudadano español (he renunciado después de 25 años a mi nacionalidad italiana para ser oficialmente ciudadano español en el país que amo y donde quiero vivir) espero que pronto se proclame la República de España para que Felipe y Leticia sean finalmente libres de expresarse y de actuar como les parezca.


Concluyo mi escrito con la nostalgia y el deseo de volver a vivir en una España libre y justa donde el bienestar de los ciudadanos vuelva a ser el centro de atención para quienes nos gobiernan.


Articulo escrito por:

Marco Musumeci

www.musumeci.es

119 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page